La inseminación intrauterina es un método que consiste en colocar los espermatozoides previamente seleccionados al interior del útero, a través de una cánula especial para mejorar las posibilidades del embarazo. Este tratamiento está indicado para parejas con impedimento para el pasaje de espermatozoides a través del cuello uterino, por diversas alteraciones en la calidad del semen o del moco cervical.

La inseminación intrauterina es uno de los tratamientos más usados en medicina reproductiva. Previa estimulación ovárica a la mujer con dificultad reproductiva, por varios días, luego de logrado el crecimiento y maduración de los óvulos, y calculando el momento aproximado de la ovulación se procede a colocar el semen, previamente preparado, en la cavidad del útero para mejorar las posibilidades de embarazo propiciando que los espermatozoides se unan a los óvulos. Se indica cuando hay dificultades en el pasaje de espermatozoides a través del cuello uterino, en alteraciones ovulatorias, endometriosis leve, factor tubario unilateral, factor masculino leve e infertilidad sin causa aparente.